El ghosting, la nueva herramienta de los terroristas emocionales

ghosting

El ghosting es una técnica que está muy de moda en la sociedad actual. Consiste en desaparecer de la noche a la mañana, cortando toda comunicación, después de crear un vínculo afectivo con una persona, y sin dar explicaciones. La persona que realiza ghosting deja de responder tus mensajes e incluso puede llegar a bloquearte, terminando así el tipo de relación que tengáis en ese momento. En la actualidad, la vida virtual y las redes sociales tienen un gran protagonismo, en este contexto las personas representan productos que consumir y dejar de utilizar cuando te cansas de ellas.

En ocasiones que alguien te haga ghosting puede ser muy traumático, dependiendo del grado de vinculación que se dé entre las dos personas afectadas. El ghosting no tiene una única explicación, si no que puede ser consecuencia de diferentes motivos y diversos rasgos de personalidad, siendo más común que la lleven a cabo personas con apego evitativo. El motivo más obvio de por qué la gente hace ghosting es el factor social que hemos mencionado antes, pero también se relaciona en concreto con personas inmaduras con escasa responsabilidad afectiva y con personas que tienen miedo a los conflictos.

El slow fade

Pero hay una nueva variedad del ghosting igual de preocupante, se trata del término slow fade, que puede llegar a ser incluso más dañino que el  ghosting, que podría ser lo equivalente a quitar una tirita de golpe, mientras que el slow fade, por su carácter gradual puede ir provocando daños emocionales de mayor gravedad que lleguen a afectar en la autoestima de la persona que lo sufre, generando una gran ansiedad en ella, con alternancia de momentos de incertidumbre y momentos de esperanza. El que lo realiza, haciendo alarde de su falta de responsabilidad emocional comienza a contestar con menor asiduidad, o incluso deja de comunicarse por los canales directos, respondiendo con evasivas hasta que el contacto desaparece por completo.

Durante este tiempo es común que su respuesta ante tus intentos por comprender que está pasando sea que no le pasa nada, que simplemente está muy ocupado y que, sí que tiene intención de quedar contigo, pero la realidad es que no hace nada para que eso ocurra. Esta modalidad de ghosting da lugar a que no puedas recriminarle nada a la persona que lo lleva a cabo, ya que la desvinculación es tan sutil y progresiva, que parece que está cada vez más lejos y resulta imposible acceder a ella.

¿Qué provoca el slow fade?

El slow fade provoca que quien recibe este varapalo tan desagradable no tenga la oportunidad de zanjar de manera asertiva la relación ni aclarar las dudas que le surgen acerca del por qué se termina ésta, desencadenando un sinfín de pensamientos e ideas infundadas acerca del motivo de este distanciamiento, que suele derivar en un gran sentimiento de culpabilidad nacida de la idea de que se ha hecho algo mal, dicho algo inapropiado o simplemente que no es suficiente para esa persona. Esto hace que el que lo está sufriendo pueda empezar a dudar de sí mismo y de su criterio. Si a esto le sumamos a que la persona tenga problemas de inseguridad o miedo al abandono, la posibilidad de daños psicológicos aumenta.

El Orbiting

Otra tendencia que está tomando peso y ligada a las redes sociales es el Orbiting, que incluso puede resultar más angustioso que el ghosting. Después de que la persona haya desaparecido de tu vida , ya sea mediante ghosting o slow fade, se dedica a ver todas tus historias de Instagram, dar me gusta o incluso responderte, todo esto mientras sigue sin contestar tus mensajes directos o whatsapps. Esto desconcierta a la persona que lo sufre, ya que no sabe cómo interpretar mensajes tan contradictorios. Para los ejecutores de estas estrategias el fin es estar cerca tuyo, pero sin tener que mantener un contacto directo. Se trata de una forma de comunicarte que están ahí y que no te olvides de ellos, así mantienen abiertas todas sus opciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *