Diario pandémico. 2 de febrero de 2021

BRIGITTE BARDOT

Querido diario:

¿Tú te acuerdas de Brigitte Bardot? Yo sé que sí, si la hemos visto infinidad de veces… la bomba sexual de “Y Dios creó a la mujer”, mira si vas a olvidarte de ese bailecito erótico arriba de la mesa. Si hasta mi difunto esposo me ha repetido hasta el final: “Oye Maggie, que tú tienes unos pies espantosos, que si no, bien podrías moverte un rato sobre la mesa de la cocina”…. Viejo cochino.

Bueno, el caso es que la francesa se ha despachado con una que ni el Dios que la ha creado puede acreditar: ahora dice que el covid es bueno. Así como lo lees, tío. Según ella, “somos demasiados en la Tierra”, y la pandemia ha venido a corregir “el problema de la superpoblación”.

¡Ja! Si parece que la fama te da inmunidad, al covid y de la otra, porque puedes decir cualquier gilipollez que se te venga a la cabeza, que nadie te la cortará.

Claro que sus dichos no desentonan con lo que viene predicando últimamente. Como si fuese un enviado del Diablo, ya el año pasado la Bardot había confesado su amor profeso por la líder de extrema derecha Marine Le Pen, y había asegurado estar asqueada con la situación de la Francia actual: “Yo, que he sido un símbolo de mi país, descubro mi patria invadida por una canalla extranjera que amenaza a los franceses auténticos. Buena parte de Francia no pertenece ya a los franceses. Se ha convertido en una asquerosidad”. Linda muchacha, joder. No quisiera tenerla como enemiga. Bueno, vamos, que como amiga tampoco. ¿Te imaginas? Si me viese a mí, con la piel morena y los ojos rasgados, se pega un subidón y me deporta.

Perdón, diario, que siempre me distraigo y me salgo de la vaina. Te estaba contando sobre Brigitte y el covid. La cosa es que la actriz está convencida de que aquí en la Tierra ya no cabemos todos, y que el covid y otras epidemias venideras “restaurarán dolorosamente un nuevo orden”. Pues claro, mujer, pero ¿tú dónde has visto que eso sea algo bueno? La gente se está muriendo, tía. Más de 2 millones de personas en un año. Y tú sales muy suelta a decirle esto a quien ha perdido a su padre, su madre, su amigo, su amante… ¿Es que no tienes corazón, Brigitte Bardot? ¿O es que sólo quieres vender más libros? Ah, sí, querido diario. Me he olvidado de contarte este detalle. La francesa está promocionando el relanzamiento de su autobiografía.

Tal vez cuente allí que está completamente en contra del movimiento MeToo, que tantas máscaras machistas ha quitado en Hollywood. Ya, es que, según ella, las actrices que denuncian públicamente a sus abusadores son “hipócritas y rídiculas”, y que sólo buscan publicidad. Oh, pero eso no es todo. Ha llegado a decir que encontraba encantador cuando los hombres le decían que “tenía un bonito trasero”. No te digo yo, que a ésta mejor tenerla de tu lado, que si no te quiere te entierra, o te estornuda en la cara, cosa de que te pegues su covid.

Bueno, en verdad esto último no es cierto. Ella cree que es imposible que se coja el bicho, porque vive sola y confinada en su casa de Saint-Tropez, acompañada únicamente de sus animales. “No tengo necesidad, no veo a nadie. Las cabras no serán capaz de contagiarme”, dijo la francesa, que ya tiene 86 años y no debería escupir tanto para arriba.

Sé que te sonará mal, pero ya estoy teniendo ganas de enviarle por encomienda alguno de los gorilas del zoo de San Diego, esos que se han contagiado de coronavirus, a ver si se las apaña tanto como dice.

Bueno, que te estoy dando el coñazo, ya lo sé. Creo que mejor me voy a dormir, a ver si se me pasa el cabreo.

Hasta mañana, querido diario. Que descanses. Te quiere, Maggie.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *