¿Más pucherazos de Sánchez a la vista?

Tras el descalabro del PSOE en las elecciones andaluzas Sánchez ha entrado en un cataclismo interno, que le ha llevado a una actividad frenética ante el pánico por perder el poder y en esta dinámica se atrinchera y ha “tocado a rebato” asaltando,   interviniendo,  la empresa tecnológica INDRA, que controla los votos electorales, el Centro Nacional de Inteligencia,  el CIS, el INE y ahora pretende controlar el Tribunal Constitucional y Consejo General del Poder Judicial: Es la dictadura sanchista.

Con estos asaltos, con estas intervenciones, es evidente que pretende volver a amañar las elecciones, igual que ya lo intentó en la reunión de la ejecutiva federal del  PSOE, en la que perdió la Secretaría General del partido, llegando a oírse los gritos de “pucherazo” en dicho comité. Es otro rasgo de su estilo tramposo y dictatorial.

Axfisiado, Sánchez anda como “pollo sin cabeza”, echando la culpa de su fracaso electoral a todos, menos a él mismo, “que es el César y le deben agradecimiento y sumisión”. Lo intentará todo para seguir en el poder y es que su objetivo nunca ha sido gobernar, sino imponer y resistir. Es su dictadura y lo quiere controlar todo.

Busca trabajo en Europa porque sabe que las encuestas son las que son y muestran lo que hay  y ve que pierde las próximas elecciones, por muy lejos que estén, pero que están más cerca de lo que parece. Dejará a España destrozada, pero España nunca le ha  importado, solo la ha utilizado para ejercer su poder absoluto.

Pero los españoles ya están hartos de sus mentiras, de sus maniobras, de sus chapuzas, improvisaciones y contradicciones, de sus discursos huecos, de su arrogancia, de su chulería, de su narcisismo. Sus “parches”, improvisaciones y mentiras , ya no “cuelan ”.

Sánchez no sabe gobernar porque no es un gobernante, es un dictador, él se cree un César y actúa como un César y todos le deben adoración y pleitesía. Esa es su fórmula, pero su fórmula ha agotado la paciencia y el sufrimiento de los españoles y en unas elecciones democráticas, su dictadura tiene su fin, a no ser que consiga dar  otro pucherazo, ¿en eso está?

Toca resistir “como sea”, hasta conseguir  un puesto en la Unión Europea para “huir” de España.

En Moncloa hablan de que Sánchez ha recuperado ”su manual de resistencia”: Resulta obsceno, ofensivo, insultante, degradante para los españoles que Sánchez solo busque resistir y no gobernar y que se lo aplaudan en Moncloa. Es impresentable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *