España, gobernada por una víbora

Sánchez, enemigo maquiavélico. Detrás de su traicionera sonrisa esconde el veneno que inocula a todo el que se ponga en su camino. Espécimen sin escrúpulos, con todos los fondos de la Unión Europea para comprar votos mediante subvenciones y que esos subvencionados dependan de él: comunismo. Dispuesto a todo con la mentira, el chantaje, la extorsión, solo piensa en sí mismo. Cada uno de sus actos, cada una de sus expresiones solo tienen  un objetivo: Ni España, ni los españoles le importan en modo alguno, solo se  Él mismo.

La elegancia no tiene valor alguno para él y solo la utiliza favor de sus propios intereses, de su YO.

A Sánchez ya no hay quien le crea. La falsedad, el engaño, la maniobra fraudulenta es su forma de vida.

Tras su  máquina propagandística monclovita contra Feijóo aparecen la sedición, los impuestazos, Bildu, ERC, Txapote, los precios en niveles siderales, la permanente emboscada, el asalto a las instituciones, el atraco a la justicia, la derogación del delito de sedición, con lo que deja a España indefensa contra los golpes de Estado de los independentistas .

Todo ello y mucho más hacen que Feijóo sea la gran esperanza y el deseo de cambio para reconquistar la libertad que los españoles se ganaron en 1.978 y que el sádico y traidor Sánchez  se llevó por delante.

Y es que ese tedioso entramado monclovita dictatorial ve que Feijóo llega.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *