Bruselas no se fía de Sánchez

El reparto de los fondos europeos en manos de Pedro Sánchez “Augusto”, no convence a Bruselas. El rescate de la compañía aérea Plus Ultra, conectada con el chavismo, con un solo avión y pérdidas económicas acumuladas, es solo un botón de muestra. 

Mucho ha tardado Bruselas en ser consciente de con quién está tratando en España. El “emperador” Sánchez “Augusto” vende humo y Bruselas hasta ahora se lo ha creído, pero le están llegando a la Unión Europea muchas voces denunciadoras de los desmanes y desafueros del “emperador” Sánchez “Augusto” para seguir en el poder, lo que le ha hecho reaccionar.

Al “emperador” no le importan la epidemia, ni los enfermos, ni los muertos, porque todo lo ve y decide en clave electoral y para eso tiene su “sombra”, “ivánredondoproducciones” que le indica qué tiene que hacer y qué tiene decir en cada momento.

¡¡Hay que resistir!! es su lema, que ha inculcado en las mentes de cuantos le rodean y de todos aquellos palmeros que están debidamente condicionados por la correspondiente prebenda, a lo que popularmente se les conoce como el “voto clientelar”.   

¿Se empezará a caer el palacio imperial de Sánchez “Augusto” desde donde sale con su “corona de laurel” a dictar sus órdenes a diestro y siniestro y a recibir las adoraciones de vasallos, aduladores y palmeros?

En el siglo XXI y perteneciendo España a la Unión Europea, resulta evidente que la dictadura sanchista tiene muy poco recorrido y sus “inventos” tienen las patas muy cortas.  El presidente ya no convence, si es que en el algún momento convenció a alguien, más allá de sus afines, embelesados con su labia y por las prebendas recibidas. El voto clientelar.

Son ya muchas mentiras, mucho humo vendido, muchos vaticinios electorales incumplidos, contradicciones, matizaciones, correcciones  y mucha verborrea, en definitiva, para explicar y justificar lo inexplicable e injustificable, muchas donaciones a independentistas para que le permitan al “emperador” seguir en ese poder que a  Sánchez “Augusto” le obsesiona.

Ante este panorama político de gobierno español, unido al esperpento de un vicepresidente que de pronto abandona sus responsabilidades para iniciar otra aventura política, porque ve que su remero va a la deriva, se hace lógico y evidente que Bruselas no se fíe del individuo que, desde el cuasifraude de una moción de censura “apañada” con independentistas y filoetarras, se hizo con el poder a base falsedades, mentiras y la venta del país, el suyo, que iba a gobernar.

Y si todavía no se tambalea ese “palacio imperial” del poder, del despotismo, de la dictadura, pronto se tambaleará.

No se puede mentir tanto, a tantos en tan poco tiempo.

Recientemente, y en campaña electoral a la Comunidad de Madrid, ese exvicepresidente del gobierno, que nunca ejerció de tal, afirmó que “Madrid no puede vivir de cañas”, tratando de ridiculizar a la Presidenta en funciones Díaz Ayuso, y digo “tratando” porque no ridiculiza quien quiere, sino quien puede y el “marqués de Galapagar“ está en las antípodas de poder ridiculizar más allá de a él mismo.  

Lo que pretende ese espécimen “marqués de Galapagar” es que los comerciantes de Madrid vivan de “sus subvenciones” para tener sus votos cautivos: Comunismo.

Y todavía hay muchos ingenuos que les siguen comprando “la burra”.

Va a ser que los empresarios madrileños quieren trabajar y prosperar y no quieren depender de subvenciones. Quieren ser libres.

Ahora, los comunistas de Más Madrid se suben a una azotea de la Gran Vía, para que su candidata, “la pistolera” Mónica García, pueda hacerse sesiones fotográficas, aislada del “populacho”, de ese pueblo que les sigue comprando el humo que les promete.  Hay que estar ciego.

¡¡¡Cómo va a creer Europa en los gobernantes españoles!!! Europa no admite comunismos, no admite dictaduras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *