Ayuso es mucha Ayuso

ayuso

Ayuso sirve a los ciudadanos y hace que sean libres. La izquierda y la extrema izquierda se vale de los ciudadanos y les quita su libertad. El lema “libertad o comunismo”, se cumple con Ayuso “al pie de la letra”: Ayuso es España, es libertad. Esa, entre otras muchas, es la gran diferencia.

Y cuanto más se empeñen el contubernio Sánchez, Bolaños y Casado, más la propaganda de García Ferreras, la Cuatro y la Ssexta, en dar  “cacería” y “ acoso” a Díaz Ayuso,  más consiguen el efecto contrario. Por cada golpe, Ayuso crece, como dice Jesús Cuadrado en Vozpopuli.

Con cada pretensión de tratar de enmarañar sin datos y con manifestaciones y declaraciones, que por muy sensacionalistas que sean, están vacías de contenido, Ayuso crece. El cariño de los ciudadanos hacia su Presidenta por su persona y su labor aumenta ante el principio de la izquierda y extrema izquierda del “calumnia que algo queda”. Eso los saben los ciudadanos.

Ayuso personifica la confianza, la credibilidad, la seguridad, el prestigio, la cercanía para con los ciudadanos y el dictador, junto a sus palmeros García Ferreras y compañía, y medios de comunicación sumisos, están en las antípodas de todo ello.

La persecución de sanchista, se estrella contra Ayuso. A los ciudadanos no le valen los sensacionalismos y las manifestaciones huecas, por muy duras que suenen. Ayuso está con la verdad prometida a los ciudadanos y facilitando sus vidas. Ayuso no les promete “asaltar el cielo”, les promete libertad en todas las esferas de sus vidas.

Se equivocaron Felix Bolaños, Casado y García Egea, y “los García Ferreras”: Ayuso sale fortalecida porque Ayuso es auténtica, clara y directa.

El Presidente del PNV Andoni Ortúzar anticipa o aventura “la caída en diferido de Ayuso”:

No debería Andoni Ortúzar confundir su deseo con la realidad.

Afirma el Presidente del PNV que VOX es un enemigo para la democracia, y oculta temerariamente que su socio Bildu, que es ETA, es una organización terrorista y VOX no ha matado a nadie.

Su falso e hipócrita discurso es evidente, y los ciudadanos lo saben. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *