Regresa ‘Miguel de Molina al Desnudo’ en febrero

miguel de molina al desnudo

La mezcla entre vanguardia y tradición de Miguel de Molina vuelve a Madrid. El Teatro Infanta Isabel de Madrid recogerá esta obra a partir del 19 de febrero y podrá ser disfrutado los viernes y sábados a las 20:00 horas.

Miguel de Molina ponía pasión y amor en el escenario, siendo un fenómeno de masas, de izquierda  y homosexual, algo que resultó molesto para otros muchos. Debido a ello, el artista se vio obligado a emigrar a Argentina.

Con la obra veremos al personaje volver para contar su verdad. En la obra se muestra desde su infancia hasta los encuentros con Lorca y la tortura que el artista sufrió cuando la Guerra Civil terminó. La obra es un homenaje a Miguel de Molina y a su biografía musical, también muestra la necesidad de contar a través de su vida el arte popular que surgió en los tiempos de libertad seduciendo a artistas como Rafael de León, Manuel de Falla o Federico García Lorca. El objetivo es situar a la copla en el lugar que le corresponde.

Miguel de Molina es considerado como el “faraón de la copla”. Antes de ser respetado en el país, era conocido como Miguela. “Ojos verdes”, “La bien pagá”, “Triniá” y “El día que nací” son algunas de las canciones que le llevaron a la fama, además de su forma peculiar de vestir en el escenario y sus atrevidas performances. El artista actuó para animar a las tropas republicanas en repetidas ocasiones.

Después de la Guerra Civil tuvo que huir de España por las amenazas del Régimen por “rojo y maricón”. Huyó a Argentina y su vida la pasó llenando los teatros del país y de México reinventando la copla. Miguel de Molina es considerado la sombra de Lorca, además de un conocido y admirado suyo que siempre le persiguió.

Félix Estaire, director de “Miguel de Molina al Desnudo”, ha declarado que el artista “fue vanguardia, fue tradición, fue un artista incombustible, un creador incansable, un empresario de éxito, un influenciador de su tiempo”. Ángel Ruiz es el actor encargado de personificar el espíritu y valor de Miguel. “El hijo prodigo de una España emergente y moderna que empezaba a identificarse con una visión propia y genuina que surgía de la cultura popular. Su copla es única. Son las coplas que surgieron en un momento de efervescencia cultural y de libertad expresiva. Son coplas llenas de historias populares y que conectaban con un espectro muy amplio de gente. Miguel fue el primer hombre en afrontar el género que normalmente estaba relegado a la mujer”.

En la autobiografía ‘Botín de guerra’ leemos “vengo yo al mundo mientras en España reina Alfonso XIII, y en Andalucía, en particular, reinan la pobreza, el hambre, los terratenientes, gran parte del clero, la ignorancia y la superstición… un caldo de cultivo para la guerra civil que llegaría con el tiempo”. Miguel de Molina nació en 1908, hijo de un zapatero que sufría ataques epilépticos y criado entre seis mujeres, su madre, su abuela y sus cuatro hermanas. El artista montó sus primeros shows en el jardín de infancia. Pronto sufrió la discriminación y acoso por su forma de ser amanerada, siendo llamado “mujercita” en el colegio.

Las entradas se pueden adquirir a través de este enlace y en taquilla. Su precio parte desde los 20 €. La obra estará disponible en la capital hasta el próximo domingo 28 de marzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *