Avances en filtros ecológicos contra los microplásticos

microplásticos

Los microplásticos son plásticos muy pequeños (normalmente de menos de 5 mm) que se acumulan en el cuerpo y se convierten en una amenaza para los seres humanos al perturbar las funciones biológicas, entre otras cosas. Estos provienen de una gran variedad de fuentes, incluidos los cosméticos, ropa, artículos de pesca, desechos plásticos de uso cotidiano y procesos industriales. Existen dos tipos de microplásticos que permanecen en altas concentraciones en el medioambiente, particularmente en ecosistemas marinos y lacustres. Dos clasificaciones de microplásticos existen actualmente:

  • Microplásticos primarios, los cuales son fabricados específicamente para ser utilizados en productos; y
  • microplásticos secundarios, los cuales derivan del proceso de deterioro de desechos plásticos más grandes, como las partes de plástico macroscópicas que conforman la Isla de basura del Pacífico. Se ha demostrado que los dos tipos de microplásticos permanecen en el medioambiente en altas concentraciones, particularmente en ecosistemas marinos y lacustres.

Investigadores del Daegu Gyeongbuk Institute of Science and Technology (DGIST), una Universidad pública coreana, han colaborado con el equipo de investigación del Korea Institute of Industrial Technology para desarrollar una tecnología de eliminación de microplásticos ecológico, eliminando los microplásticos de tamaño micro a nano en el agua. Según una nota de prensa publicada por el DGIST, el equipo ha desarrollado el primer dispositivo de generación de energía ecológica del mundo que elimina las partículas finas del agua. Se trata de una colaboración entre el nagogenerador triboeléctrico (TENG) y la tecnología de eliminación de partículas mediante electroforesis, es decir, a través de un campo magnético.

El equipo de investigación del profesor Lee Ju-hyuck, en estudio conjunto con el equipo del doctor Cho Han-cheol del Instituto de Tecnología Industrial de Corea, desarrolló el primer dispositivo ecológico para la generación de energía que elimina las partículas finas del agua. La nueva TENG mostró un rendimiento más de tres veces superior al de la modelo existente. La prueba mostró que la tasa de eliminación de partículas microplásticas de tamaño pequeño era del 21,4%, esto es 5,6 veces superior a la de la TENG existente. Además, se confirmó que esta tecnología puede eliminar microplásticos de tamaño micro y diversas partículas microtóxicas, como óxidos de zinc y dióxidos de silicio de tamaño nanométrico.

Avances en estudios locales, al pie de la vanguardia tecnológica
En España, el Clúster de Materials Avançats de Catalunya (MAV) ha creado un filtro cerámico, elaborado con impresión 3D, que elimina los microplásticos o fibras textiles de cualquier tipo de líquido contaminado. El proyecto, en el que han participado las empresas Barcelona 3D Ceràmics y King Diamond junto al Centro de Diseño y Optimización de Procesos y Materiales, ha contado con una ayuda de 20.000 euros de la Agencia para la Competitividad de la Empresa de la Generalitat (Acció). Así lo ha informado el Departamento de Empresa y Trabajo ante este nuevo avance del MAV.

La project manager del clúster MAV, Ona Bombí, ha validado que “el filtro funciona correctamente mejorando las características de los sistemas existentes”. Asimismo, este nuevo material permite limpiar aguas residuales también domésticas, lo que supone diversas ventajas respecto a la oferta actual. La utilización de un material cerámico con la elevada resistencia mecánica y química es otra de las novedades, según Bombí. La project manager, además, lo ha calificado de “único”, al estar elaborado con porcelana, que no se encuentra en el mercado actualmente.

En Madrid, la empresa Captoplastic ganó los “Global eAwards 2021” organizados por NTT Data Foundation con un proyecto destinado a eliminar la presencia de microplásticos en distintos tipos de aguas. Este grupo, originado en la Universidad Autónoma de Madrid, partió del diagnóstico en que uno de los principales problemas de las depuradoras de aguas residuales es que no tienen la capacidad de separar y retener los microplásticos, con lo cual terminan siendo liberados al medio marino. Su directora general, Raquel Parra, ha explicado: “Para 2023 queremos tener una planta instalada” y “a medio plazo” introducir esta tecnología en las lavadoras domésticas “pues las telas sintéticas son plásticos que contaminan” en este sentido.

¿Cómo eliminar los microplásticos en tu propio hogar?

El 93% del agua embotellada en todo el mundo y el 92% del agua del grifo está contaminada con microplásticos. Un informe reciente también concluye que la mayoría de las heces humanas contienen microplásticos, y todavía no se conoce el impacto de esto en nuestra salud a largo plazo.

Los dos estudios de agua embotellada y agua del grifo de Orb Media son los más grandes que se han hecho sobre este tema. Orb Media analizó 250 botellas de 9 países diferentes en todo el mundo. Se encontró un promedio de 160 partículas de plástico por litro, cada una más grande que el ancho de un cabello humano, en el agua embotellada.

Para empezar, los más pequeños encontrados en el estudio realizado eran de 2,5 micrómetros, aunque la mayoría eran considerablemente mayores. Es importante entender el tamaño de estos microplásticos, ya que esto tendrá un impacto sobre la elección de la tecnología de filtrado que hagamos.

Existen 2 tipos de filtros que pueden retener los microplásticos de este tamaño:
– Filtros de grifo de bloques de carbón: un bloque de carbón que filtra contaminantes de hasta 2 micrones eliminará todos los microplásticos conocidos hasta la fecha. TAPP 2 es un ejemplo de un filtro de bloque de carbón activado, que además cuenta con recambios biodegradables.
– Filtros de ósmosis inversa: pueden filtrar hasta 0,001 micrones, por lo que eliminan los microplásticos, pero son mucho más caros y requieren mantenimiento.

Todavía no hay evidencia científica de que los microplásticos sean peligrosos para la salud humana. Pero muchos animales están en peligro debido a los microplásticos. Sin embargo, debido a su pequeño tamaño, son fáciles de digerir y ahora son objeto de estudio por parte de la Organización Mundial de la Salud.

Un filtro de bloque de carbón activado de 2 micrones u ósmosis inversa filtrará los microplásticos más pequeños conocidos hasta el momento. Teniendo en cuenta el precio, un filtro de bloque de carbono es una forma asequible y respetuosa con el medio ambiente para mantener a la familia a salvo de los microplásticos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *